Close
vacunas

Vacuna de la gripe ¿también para los niños?

La gripe no perdona. Llega el otoño y vuelve a hacer su aparición. Es momento de hablar de la vacuna de la gripe para dar respuesta a las preguntas más frecuentes. ¿Quién debería vacunarse?  Y ¿por qué es necesario vacunarse cada año?

¿Quién debería vacunarse?

El personal sanitario, sobre todo si trabaja con personas de riesgo (como los pediatras) 

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría recomienda que se vacunen todos los niños mayores de 6 meses que tengan alguna enfermedad crónica: enfermedades respiratorias,  cardiovasculares, metabólicas (diabetes), renales, reumáticas o enfermedad inflamatoria intestinal. También aquellos niños con inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, los que han recibido un implante coclear, los niños con síndrome de Down o los que han sido prematuros. De estos grupos, sin duda el más numeroso es el de los niños asmáticos o que tiene sibilancias, bronquitis o crisis de broncoespasmo con los catarros.

¿Tu hijo ha precisado aerosoles cuando se ha resfriado?

Entonces probablemente también precise la vacuna de la gripe.

Los adultos que viven con niños que tienen factores de riesgo o los niños sanos que conviven con adultos con factores de riesgo también deben vacunarse. Las embarazadas (en cualquier momento del embarazo) y los mayores de 65 años, porque en estas situaciones las complicaciones de la gripe son más graves y frecuentes.

¿Por qué es necesario vacunarse cada año?

El virus de la gripe cambia constantemente a medida que se reproduce, y se producen dos tipos de cambios. Los más habituales son variaciones pequeñas que no afectan a la inmunidad adquirida. El paciente que está inmunizado contra un virus puede mantener cierta protección contra el virus nuevo, aunque haya cambiado, porque los cambios son muy pequeños. Así si una persona ha sufrido una infección por el virus de la gripe y se expone a un virus que ha sufrido un pequeño cambio, puede tener cierta inmunidad y no volver a enfermar. Pero si ese mismo virus ha sufrido ya varios cambios, puede que la inmunidad adquirida no sea suficiente y enferme.

En esta imagen de un virus de la gripe aviar, muy parecido al virus que afecta a los humanos, vemos el aspecto que tiene el germen al microscopio electrónico. Esos apéndices que parecen pinchitos son los determinantes antigénicos: las “llaves” que tienen que encajar en la “cerradura” que fabricamos en forma de anticuerpo para inactivar al virus. Si la llave sufre pequeños cambios, puede entrar en la cerradura a pesar de todo y activar el mecanismo. Pero si se suman pequeños cambios o es un cambio muy grande, la llave ya no encajará en la cerradura y se habrá perdido la protección.

Igualmente, de vez en cuando, cada cierto número de años, los virus de la gripe sufren cambios mayores. En estos casos la inmunidad que se adquiere contra uno de los virus no protege contra los siguientes. Por eso la vacuna de la gripe se revisa cada año y se va actualizando según los virus que están circulando en esa temporada. Más de 100 centros nacionales en 100 países diferentes mantienen la vigilancia del virus durante todo el año. Los virus aislados se envían a 5 centros de investigación internacionales que coordina la OMS y es ésta organización la que decide cuáles son los tipos de virus que debe incluir la vacuna para la temporada actual. Habitualmente tenemos vacunas contra tres o cuatro de los grandes virus. Obviamente la que tiene cuatro tipos diferentes tiene más probabilidades acertar con el tipo de virus que va a circular esta temporada.

¿Por qué es necesario vacunar?

La gripe puede ser una enfermedad banal, como un simple catarro. En la práctica, en la mayoría de los niños los síntomas de ambos procesos son indistinguibles. Pero el virus de la gripe es más agresivo y puede producir complicaciones en personas susceptibles. Los grupos de riesgos son los que tienen más probabilidades de sufrir estas complicaciones. Los niños asmáticos o los que han tenido una bronquiolitis en los primeros meses de vida tendrán casi seguro una crisis de broncoespasmo si enferman de gripe.

¿Los niños sanos se pueden vacunar?

Sí.  De hecho, los niños mayores de 6 meses sanos que vivan con personas de riesgo (embarazadas, personas con enfermedades crónicas o ancianos) se deberían vacunar.

¿Es realmente efectiva?

La efectividad de la vacuna de la gripe depende de varios factores. El primero depende de que en la composición de la vacuna estén incluidos los virus circulantes. Algunos años la concordancia es alta y la vacuna es muy efectiva. Otros años se eligen virus que finalmente circulan menos de lo previsto y el efecto global de la vacuna es peor. En la práctica, la vacuna de la gripe tal como existe actualmente, es muy efectiva para prevenir complicaciones, que son las responsables de las hospitalizaciones y los fallecimientos, pero no es tan efectiva previniendo la enfermedad, sobre todo en niños pequeños que tienen más dificultades para más desarrollar anticuerpos protectores. En estos casos al menos estamos previniendo los casos graves y las complicaciones.

¿Es segura?

La vacuna de la gripe es muy segura. No es posible enfermar de gripe después de la vacuna, porque no contiene el virus, solo algunos de sus componentes. Los efectos secundarios más frecuentes son enrojecimiento y dolor en la zona de la inyección y fiebre en menores de 2 años, pero son poco frecuentes. El principal problema de esta vacuna es que supone una inyección más cada año (o dos, si es el primer año que se vacuna).

Puedes ampliar información en este enlace.

Los dolores de crecimiento

anterior

Comments

  • Lidia

    25/10/2018

    Lo primero darle la enhorabuena por su blog es una maravilla . Leyendo su entrada me ha surgido la duda ¿tendría que vacunar a mi hijo de 16 meses si yo soy asmática ? Actualmente estoy con asma mal controlado y con seguimiento del neumólogo que me ha recomendado vacunarme.Un saludo y gracias

    reply to Lidia
    • Gloria Colli

      30/10/2018

      Hola, Lidia. Muchas gracias por tu felicitación. Sí, tu hijo y todos los que convivan contigo deberían vacunarse, ya que tú tienes un factor de riesgo. Puedes encontrar las recomendaciones oficiales en la página de salud de tu comunidad autónoma.

      reply to Gloria Colli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los dolores de crecimiento

anterior