Close

Categoría:

Uncategorized

  • Feliz día del padre, a ti, futuro papá.

    Pronto vas a ser papá.
    La mamá ha decidido que la acompañarás en el parto. Ni siquiera te lo ha preguntado, pero ya te ha apuntado a las clases de educación maternal, así que no tienes escapatoria. Pero te preguntas: ¿Sabré hacerlo? ¿Sabré estar? ¿Y si me desmayo?

    (más…)

  • Muerte Súbita del Lactante. Actualización.

    ̶ ¿Qué tal el hermanito? ̶ le preguntaba a un reciente hermano mayor ̶ ¿Cómo se porta?
    ̶ Bien ̶ , me contestaba, con cara de fastidio ̶ Pero solo sabe comer y dormir; comer y dormir; comer y dormir….y así todo el día.
    Por suerte para este pequeño “príncipe destronado”, al menos este hermanito no lloraba demasiado, porque lo cierto es que el recién nacido dedica la mayor parte de su tiempo a dormir y luego reparte el tiempo restante en comer y llorar, en proporciones variables según la suerte que hayamos tenido. El sueño del bebé es muy importante para su desarrollo, pero también es un  momento en el que es especialmente vulnerable.
    Se denomina muerte súbita del lactante o muerte en la cuna, cuando un bebé menor de 12 meses fallece de forma súbita, generalmente mientras duerme y no se llega a conocer la causa después de una investigación detallada. Es una circunstancia excepcional, pero es la causa más frecuente de muerte en bebés durante el primer año de vida en países desarrollados.
    La incidencia de muerte súbita del lactante varía mucho en diferentes países sin un claro patrón geográfico ni socioeconómico. En España la incidencia estaría entre el 0,3 y el 0,4 por mil nacidos vivos pero hay pocos estudios sobre este problema en nuestro país.
    Desde hace muchos años se sabe que hay una serie de factores que se asocian a mayor o menor riesgo de que se presente una muerte súbita del lactante. Muchos de éstos factores, asociados a la genética, la edad de los padres o el sexo del bebé no se pueden modificar, pero otros sí.
    Lo que NO hay que hacer
    La Asociación Española de Pediatría publicaba en 2014 las recomendaciones de consenso para prevenir la muerte súbita, pero recientemente, a finales de 2016, la Asociación Americana de Pediatría revisaba estos factores de riesgo y publicaba las nuevas recomendaciones para la prevención de la muerte súbita del lactante, que se resumen en las siguientes:
    • ·        Poner al bebé a dormir boca arriba hasta el año de vida. Siempre. Cada vez que vaya a dormir. Dormir boca arriba no aumenta el riesgo de atragantamiento, ni siquiera en los bebés que regurgitan mucho o padecen reflujo.

    Para dormir, boca arriba, siempre.
    Ponerlo de lado no es seguro y no se recomienda.
    Clik para tuitear
    •  Superficie firme para dormir. El colchón debe ser duro y debe estar protegido por una sábana ajustable, sin otras prendas de cama ni objetos blandos en la cuna. Esto incluye  almohadas, mantas, “chichoneras”, juguetes, etc. 

    Abriga al bebé, no lo tapes.
    •  La lactancia materna, sobre todo si es exclusiva, pero también si es parcial, es un factor protector de muerte súbita.

    Dale el pecho.
    • El bebé debe dormir en la habitación de los padres, cerca de la cama durante el primer año de vida. La AAP no recomienda que el bebé duerma en la misma cama que los padres, es decir, el colecho. Teniendo en cuenta que el colecho es una práctica habitual en algunas familias, es importante conocer los riesgos reales de esta práctica. El colecho supone un aumento importante del riesgo de muerte súbita en los siguientes casos:

    a.       Si el bebé tiene menos de 4 meses de edad.
    b.      Si alguno de los padres fuma, o si la madre fumó durante el embarazo.
    c.    Si alguno de los padres está excesivamente cansado o bajo los efectos de sustancias sedantes, como medicamentos, alcohol o drogas de abuso.
    d.      Si se comparte la cama con otros niños.
    e.    Si se duerme sobre una superficie blanda como un sofá, una cama de agua o un colchón viejo.
    En la habitación con los padres hasta el año de vida.
    ¿Colecho? Sí, pero seguro.
    Las cunas de colecho pueden ser una opción.
    • El chupete es un factor protector de muerte súbita. Se puede ofrecer una vez que la lactancia esté bien establecida, sin lazos ni cadenas que se puedan enredar en el cuello ni enganchados en juguetes blandos, que se deben evitar dentro de la cuna. Si se le cae una vez dormido no es necesario volver a colocárselo.

    Chupete para dormir si la lactancia está bien establecida.
    • Fumar durante el embarazo o fumar en la casa o el coche familiar son factores de riesgo de muerte súbita, al igual que el consumo de alcohol o drogas durante el embarazo. Este riesgo es aún más importante si se comparte la cama con el bebé.

    No fumar.
    •  Evitar abrigar en exceso al bebé. No hay una temperatura ambiente recomendada, aunque se debería vestir al bebé con una capa mas de las que un adulto precisa para sentirse cómodo, atendiendo a los signos de que tiene calor, como la sudoración o si se nota el cuerpo caliente a nivel del pecho.

    No abrigar en exceso.
    • El control médico del embarazo y la vacunación de los niños son factores protectores de muerte súbita.
    • Ningún accesorio, colchón o cuna que se anuncie como protector contra la muerte súbita ha demostrado su efectividad. Tampoco los monitores cardiorrespiratorios de uso doméstico.

  • Propósitos de año nuevo. Y gracias 2016.

    Cuando llega fin de año en el blog toca hacer resumen del año pasado y aprovechar para repasar las entradas más leídas, las más comentadas, las que más nos han gustado, etc. 
    Me encanta leer esos post-resumen anual de los blogs que sigo. Siempre encuentro algo que no había leído, o alguna curiosidad sobre el blog o su autor. 
    Pero nunca se me había ocurrido escribir el mío. Así que este año me he decidido. Pero como ya ha pasado el fin de año, he decidido incluir los propósitos de año nuevo, que dicen que si los decimos en alto, ante testigos, tenemos mas probabilidades de cumplirlos. 
    Para hacer el resumen del año 2016 me he ido a la página de estadísticas (que dicho sea de paso no suelo frecuentar mucho, a pesar de que mi querido hermano, community manager de profesión, me dice siempre que es fundamental consultarlas) y éste ha sido el resultado.

    Las entradas más vistas, con unas cifras estratosféricas teniendo en cuenta el número de seguidores de mi blog fueron 2: 
    Vacuna contra el meningococo B. Los resultados británicos. con mas de 180000 visitas y
    Vacuna del papiloma. La reina del miedo a las vacunas. con mas de 88000 visitas.
    Seguidas a bastante distancia de,
    El Dalsy y su colorante  con 42000 visitas,
    Miel, botulismo y ¿cereales con miel? con 30000 visitas.
    Y cerrando el ranking,
    ¿Mi primer cacao? #YoNoLoRecomiendo con 24000 visitas.

    A lo mejor pueden parecer pocas, pero a mi me parecen una enormidad, teniendo en cuenta que la entrada mas leída en toda la vida del blog fue ¿Se puede resfriar por ir descalzo? que acumula 27000 visitas desde que la publiqué hace 3 años.

    No me hizo falta analizar mucho las causas de este enorme éxito. Por eso también me decidí a escribir esta entrada. Porque no ha sido solo trabajo mío. No puedo dejar de agradecer a todas las personas que las compartieron en sus redes sociales e hicieron que llegaran a mucha mas gente.  Seguro que me dejo a muchos por el camino, pero me vais a saber perdonar ¿no? En primer lugar (y no por azar en primer lugar, sino por mérito propio, ya que fue la “responsable” de las impresionantes cifras de las 2 primeras entradas sobre vacunas) quiero agradecer a Lucia mi pediatra, que también  me ayudo mucho con información “de última hora” con la 3º, la del Dalsy. En siguiente lugar, y ya sin orden ninguno (para no hacer diferencias, que  sois todos geniales) Julio Basulto Pepe Serrano, Carlos CasabonaDra Amalia Arce de Diario de una mamá pediatra, Jesus Martinez El médico de mi hijo, Gabriel Ruiz, Boticaria García, J M Lloreda de Mi Reino por un Caballo, Nutrikids , Norte Salud , y los tuiteros @angel_h_merino, @farmatornero @carmengr @Irenemate y tantos otros. Gracias. De todo corazón. 
    Y ahora vamos con los propósitos para año nuevo.

    Empezaré por lo previsible. Lo que todo bloguero querría hacer: retocar un poco el blog para ponerlo mas bonito, escribir más, seguir colaborando en otros blogs como hice este año en la plataforma Pediaskin, el blog de Hospiten o el de Iberpin, ir a la tele cuando me inviten,  ir a los colegios a enseñar reanimación a profesores y niños, continuar con las charlas de preparación al parto; todo para dejar para el final lo que más miedo me da. 
    Estoy escribiendo un libro (ya lo he dicho, ya está, ya no hay vuelta atrás) Y lo digo ahora porque no puedo seguir demorando más su publicación. Tu lactancia de principio a fin será un libro para que toda mujer que desee amamantar a su hijo durante todo el tiempo que ellos decidan pueda hacerlo, sabiendo a cada momento las dificultades con las que se puede encontrar y como solventarlas. No puedo seguir demorando su publicación porque tengo que regalarle el primer ejemplar a una recién embarazada a la que quiero mucho. Pero como escritora novata, empecé la casa por el tejado, y llevo ya 3 revisiones del manuscrito y aún sigo encontrando detalles que retocar. Me está dando más trabajo que la tesis doctoral. Pero creo que valdrá la pena.
    Espero poder  presentarlo pronto, y que sigáis ahí para leerlo. Gracias. Y feliz año nuevo. 
  • ¿Mi primer cacao? #YoNoLoRecomiendo

    Buscando por internet ideas para hacer adornos navideños con los niños encontré una página con unos bonitos adornos pero con otra cosa que llamó más mi atención. Una gran barra publicitaria anunciaba un producto para niños, especialmente adaptado por pediatras. ¡Qué curioso! pensé, y la curiosidad pudo conmigo y pinché en el enlace.

    Mi primer Cola Cao se anunciaba como el cacao adaptado a las necesidades nutricionales de los niños. Pero además decía estar desarrollado en colaboración con la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP)

     ̶ Ufff , ya estamos otra vez con los famosos sellitos.

    La última vez que hablé de ello fue cuando Julio Basulto denunció la colaboración de laAEP con las galletas dinosaurio. Sellito que al final cayó, no sé si por la presión de los profesionales que nos quejamos en blogs y RRSS, porque la Organización Médica Colegial declaró que este tipo de colaboraciones iban contra la ética profesional o por su propio peso, es decir, cuando se acabó el dinero.

    Entonces el también nutricionista Joan Carles Montero creo la etiqueta #YoNoLoRecomiendo en  Twitter para denunciar otros casos de avales/colaboraciones/sellitos de entidades médicas en alimentos nada recomendables.  

    Decidí empezar con  Mi Primer Cola Cao y voy a explicar porqué #YoNoLoRecomiendo

    Para eso voy a remitirme a la composición del producto, que aparece en su propia web.

    La primera declaración que nos hacen es que es un producto reducido en azúcar. Lo cual es cierto, si tenemos en cuenta que el Cola Cao convencional tiene un 70-80 % de azúcar y este un 36%. Según sus cálculos, si añadimos a un vaso de leche 15 gr del producto, estamos añadiendo 5 gr de azúcar (los otros 10 gr son la lactosa de la leche, que ya sabéis que no se considera azúcar añadido). Si un niño se toma los 2 vasos al día que nos sugieren estaremos aportando 10 gr de azúcar.

    ¿Cuánta azúcar puede tomar un niño? Ya he puesto estos cálculos en otra entrada  pero en resumen, para un niño entre 3 y 5 años (la edad a la que está dirigida el producto) la cantidad de azúcar que la OMS recomienda no superar es de unos 20 gr. Con los 2 vasos de leche chocolateada que le hemos dado ya llegamos a la mitad.

    Por otro lado nos dice que aporta cereales, minerales y vitaminas esenciales para el crecimiento de los peques.
    Empezamos por los cereales. Si descontamos el azúcar al contenido en glúcidos que declara la etiqueta  resulta que en los 15 gr de producto que lleva un vaso, hay unos 5 o 6 gr de cereales. Cantidad ridícula si la comparamos con la más pequeña de las tostadas.


    Lo mismo sucede con los minerales. El contenido de calcio que añade a la leche se puede obtener fácilmente con una pequeñísima ración de queso, una cucharada de yogur o un puñado de frutos secos. El hierro que aporta lo encontramos incluso en un trozo de pan, sin contar lo que podría aportar una porción de carne o pescado.

    ¿Y la vitamina C? Una sola naranja tiene 10 veces más vitamina C que un vaso de este producto. ¡Un tomate tiene 4 veces más vitamina C! Simplemente frotando la tostada con el tomate ya tienes los 12 gr de vitamina C.

    Podríamos hacer los mismos cálculos con todas las vitaminas y minerales que contiene. La conclusión es la misma. No es una fuente imprescindible, ni siquiera importante. Yo diría que es una fuente despreciable de vitaminas y minerales. Lo único que aporta es azúcar. 



    Un ingrediente totalmente innecesario con un inconveniente añadido. Es un producto pensado para niños de 3 a 5 años. Cuando ese niño tenga 6 años seguirá tomando sus 2 vasos de leche chocolateada, pero ahora con 15 gramos del producto original, el que decíamos que tiene un 80% de azúcar. Es decir, estará tomando 24 gr de azúcar al día. ¡Casi la misma cantidad (25 gr) que la OMS recomienda no superar en adultos! ¿Qué hemos hecho mal? Hemos educado el paladar de ese niño y lo hemos acostumbrado a que la leche sola no sabe a nada y que hace falta añadir grandes cantidades de azúcar para que sea apetecible. 

    Si queréis saber más, no os perdáis el magnífico artículo que ha escrito Julio Basulto sobre este producto-

    Referencias:

    Base de Datos Española de Composición de Alimentos.
    Ingestas recomendadas de energia y nutrientes para la población española del Manual de Nutrición y Dietética de Ángeles Carvajal Azcona 

  • Bronquiolitis. Cuando el catarro deja de ser un proceso banal.

    La bronquiolitis es una infección vírica que afecta a los niños pequeños, en concreto a los menores de 2 años. Varios virus pueden causar bronquiolitis, pero el más temido es el VRS o Virus Respiratorio Sincitial. Circula sobre todo durante los meses fríos del año y es el más temido porque  además de que a veces puede producir un cuadro grave, con mucha frecuencia deja secuelas y el niño que ha padecido una bronquiolitis por VRS, después, durante los siguientes 2-3 años, puede volver a tener los mismos síntomas cada vez que  tenga un catarro, una gripe o un inocente resfriado.

    ¿Cómo sabemos que es una bronquiolitis?

    En primer lugar por la edad. El virus puede afectar a cualquier persona, niños mayores y adultos, pero los mayores suelen tener un cuadro indistinguible de otro resfriado común.
    Los primeros días los síntomas son leves y parecidos a los de un catarro. Estornudos, moco, la respiración nasal algo ruidosa. A medida que progresa los ruidos respiratorios son más llamativos y si le cuesta respirar, también dejará de comer.
    Puede haber algo de fiebre, pero no es el síntoma que más nos preocupa. Lo peor es la dificultad respiratoria. Progresivamente la respiración se hace más rápida y necesitará usar músculos “extra” para poder respirar. Si nos fijamos bien podemos ver que las costillas se hacen visibles durante la respiración, el abdomen sube y baja de forma exagerada y a veces, incluso, se mueven las alas de la nariz como para abrirla más. Es el momento de acudir al médico para valoración.
    Lamentablemente, como la mayoría de los virus, el VRS no tiene tratamiento específico. Como los ruidos respiratorios se parecen a los que se escuchan en el asma, en un tiempo se usaron los broncodilatadores (inhaladores como el conocido Ventolín®) pero desde hace años sabemos que no mejora los síntomas ni tampoco disminuye la duración ni la gravedad de la enfermedad. Actualmente ninguna guía clínica, las que elaboran los expertos basándose en los últimos estudio científicos, recomienda usar estos tratamientos. Tampoco los corticoides son útiles y mucho menos los antibióticos.
    Si el pediatra considera que puede pasar la infección en casa seguramente te recomendará medidas de soporte, para que esté más cómodo:
    • Mantener la nariz despejada, lavando con suero y aspirando suavemente, sobre todo antes de comer y al acostarlo.
    •  Asegurar la hidratación, ofreciendo líquidos con más frecuencia. Si toma el pecho o biberones ofrecer leche. Si ya toma otros alimento también agua.
    • Incorporar un poco la cabecera de la cuna (poniendo algo bajo el colchón, nunca una almohada, que lo que hace es doblar el cuello)
    • Administrar algún antitérmico si hay fiebre.

    Pasados los primeros 3 o 4 días el proceso tiende a mejorar, y en una semana o 10 días estará bien, volverá a respirar sin esfuerzo y a comer como siempre, incluso un poco mejor para recuperar perdido. 
    A partir de ahora, durante los próximos años, o mejor dicho, durante los próximos inviernos, cada vez que se resfríe puede volver a tener los mismos síntomas. Es lo que los pediatras llamamos “sibilancias desencadenadas por virus” pero que también se pueden denominar bronquitis, asma del lactante (o simplemente asma), crisis de broncoespasmo o de hiperreactividad bronquial. 

    Cualquiera que sea el nombre que le demos, los síntomas son los mismos: tos, dificultad respiratoria y ruidos respiratorios (sibilancias o pitos). En estos nuevos episodios los broncodilatadores sí pueden funcionar y el cuadro suele ser más leve, o al menos más fácil de tratar. 
  • Enseñar reanimación a los niños es posible.

    Cuando empezó el curso escolar, nos pidieron si podíamos organizar un curso de primeros auxilios para los profesores de un colegio que acababa de abrir.

    Me ofrecí encantada, con la condición de que organizáramos a la vez un curso de reanimación para los niños. 
    ̶ ¿Para los niños? ̶  preguntaron sorprendidos. 
    ̶ Sí. Para los niños. Incluso los niños mas pequeños pueden aprender lo que hay que hacer en caso de emergencia y pueden ayudar a salvar vidas. 


    Sigo en Facebook desde hace tiempo a RCP desde mi cole. Un grupo de magníficos profesionales que se dedican a impartir talleres de RCP a niños incluso de preescolar y la idea de organizar uno me atraía desde hacía tiempo.

    La mayoría de los casos de muerte súbita se producen en presencia de otras personas. Si algún testigo de la parada es capaz de iniciar las maniobras de reanimación cardio pulmonar (RCP) básica inmediatamente, las posibilidades de recuperación de esa persona son mucho mayores que si simplemente esperamos la llegada de la ayuda especializada.


    Las maniobras de RCP básica son fáciles de aprender y sociedades científicas tan importantes  como la American Hearth Association o la European Resuscitation Council (ERC) recomiendan que se empiecen a enseñar a los niños en las escuelas, porque se ha visto que los niños son perfectamente capaces de poner en práctica estas técnicas, o al menos de alertar a los servicios de emergencias y seguir sus instrucciones. 
    Con la intención de aportar mi granito de arena, organizamos este primer taller, que resultó una experiencia magnífica. Os dejo aquí el enlace a las primeras fotos. 
  • Vacunas para todos. Cuando menos es más. El caso de Prevenar.

    Es una excelente noticia, que supondrá un gran ahorro para las familias y permitirá que muchos niños que antes no se podían vacunar, estén ahora también protegidos. 
    El nuevo calendario incluirá Prevenar 13 en 2 dosis en el primer año y una dosis de recuerdo en el segundo año. Esto supone una dosis menos de las que recomendábamos hasta ahora (3 en el primer año y 1 en el segundo año)
    ¿A que se debe ésto? 
    ¿Por qué cuando los padres pagaban eran 4 dosis y ahora, que las paga el estado son solo 3? ¿Es solo por ahorrar? 
    No.Para conseguir la protección completa frente a una enfermedad pueden ser necesarias varias dosis de la misma vacuna. El número concreto de dosis necesarias se determinan durante los ensayos que se hacen antes de la comercialización. 
    Cuando ponemos una vacuna el organismo produce anticuerpos protectores que neutralizarán al germen en caso de ponerse en contacto con el individuo.
    Tras la primera dosis se alcanzan un determinado nivel de anticuerpos protectores. Éstos niveles aumentan después de la segunda dosis y alcanzan su máximo después de la tercera. A partir de este momento empezarán a bajar lentamente y por eso es necesaria la dosis de recuerdo del 2º año. Después de ésta última, aunque los niveles de protección vuelvan a bajar, el organismo ya está preparado para volver a producir los anticuerpos rápidamente si se pone en contacto con el germen: es el efecto memoria. 
    Cuando se vacunan  todos los niños, o al menos un porcentaje muy alto, el riesgo de contraer la enfermedad disminuye. lo que permite quedarnos tranquilos con un menor nivel de anticuerpos protectores. 
    Ademas, como ventaja añadida se produce lo que se conoce como efecto rebaño o protección de grupo. Al haber menos infecciones, el germen circula menos  y enferman menos también las personas no vacunadas: recién nacidos o ancianos, que también son un grupo de riesgo. 
    Vacunando a los niños protegemos también a los abuelos. 
  • Entrevista en Televisión Estepona: La vuelta al cole.

    La primera entrevista del año para el programa de Maria José Sáez, Café y Té de Televisión Estepona, dedicada a la vuelta al cole.
    Las infecciones de repetición en los mas pequeños que empiezan la guardería y el problema del peso de las mochilas en los mas mayorcitos fueron los dos grandes temas.

    Mándale algo para las defensas, que empieza la guardería
    Espaldas sin mochilas, niños felices.
    Qué hacemos con los mocos para que no bajen al pecho.

  • Homeopatía para la dentición: no tan inofensiva.

    Entrada actualizada a 12/10/16, en que la FDA acaba de aclarar que investiga la asociación entre estos productos y 400 casos de convulsiones y 10 muertes. A la espera que concluyan las investigaciones el laboratorio ha suspendido la comercialización del producto.

    Me está entrando complejo de pediatra-aguafiestas.
    Últimamente no hago mas que decir que NO a todo.
    No le des tanta azúcar.
    No le des tantas galletas.
    ¿Algo para las defensas? No las necesitan.
    Así que cuando leí que la FDA (la americana Food and Drug Administration, que controla la comercialización de los medicamentos) recomienda no utilizar productos homeopáticos para la dentición pensé en dejar pasar la noticia por no tener que volver a decir NO.

    Pero es que es importante.
    Ya conté en otras ocasiones que la homeopatía no ha demostrado nunca que funcione (mas allá del efecto placebo). La causa principal es que no contiene (en teoría) ningún principio activo. La tintura madre que puede aparecer en el prospecto está tan diluida que es absolutamente indetectable en el producto final. Pero igual que no hay estudios que avalen su eficacia, sí hay comunicaciones de efectos secundarios.

    ¿Pero si no hay sustancia activa que produzca un efecto terapéutico, cómo puede producir un efecto adverso?

    En teoría no contienen sustancia activa. Pero evidentemente algo hay. A veces se encuentran sustancias no declaradas o contienen cantidades superiores a las esperables, por ejemplo de belladona. La intoxicación por belladona puede ser especialmente grave: convulsiones, dificultad para respirar, letargia, somnolencia, debilidad muscular, enrojecimiento de la piel, estreñimiento, agitación. (Hablé de ello en Cólico y desesperación: mala combinación )

    Como estos productos no pasan los controles de eficacia y seguridad que son obligatorios para cualquier medicamento, cualquier declaración de efectos adversos debe ser tenida en cuenta para advertir a los usuarios. (Actualmente en España, un grupo de farmacéuticos está llevando a cabo una campaña para retirar la homeopatía de las farmacias, porque no cumplen con la normativa que regula estrictamente a los medicamentos)

    Las molestias de la dentición (si es que existen) no precisan tratamiento.
    Un suave masaje (con nuestro dedo limpio) puede ser suficiente.
    Ningún producto homeopático, crema o collar ha demostrado que sea efectivo.
    Las cremas con anestésico local que sí podrían ser eficaces, tienen muchos riesgos y no deben usarse.

  • Mándale algo para las defensas, que empieza la guardería.

    Empiezan las clases, los niños enferman y nos empezamos a preocupar por sus defensas. 
    Sabemos que los niños en edad preescolar puede pasar entre 8-10  infecciones respiratorias al año. Si las concentramos durante el curso escolar (en verano suelen enfermar menos) nos sale a un episodio cada 3 o 4 semanas.  Un catarro de vías altas puede durar unos días, pero la tos residual y algo de moco pueden persistir hasta 3 semanas. 
    Resultado: todo el invierno con mocos.
    Entonces llegan los pedidos de auxilio: mándale algo para las defensas, por favor.
    Pero ¿tiene un problema de defensas?
    Se lo oí por primera vez a la Dra Amalia Arce  La mamá pediatra  y me encantó. No es un problema de defensas, es un exceso de ataques. El equipo contrario en este caso son  los virus y las bacterias. Los aficionados al fútbol  lo entenderán perfectamente leyendo lo que escribió al respecto el Dr Jesús Martínez  El médico de mi hijo.
    Si tuvieran un problema de defensas, los niños no tendrían un catarro, una diarrea o una gripe. 
    Tendrían una meningitis, una neumonía o una otitis complicada. 
    Sus defensas están perfectamente, solo que no tienen recursos para repeler el ataque de tantos virus nuevos para ellos. No han desarrollado aún anticuerpos protectores y están aprendiendo a defenderse. 

     ¿Qué podemos hacer ?

     Puede sonar a tópico, pero una dieta sana, evitar el tabaco y hacer ejercicio regularmente son los mejores aliados para nuestras defensas. También para las de los niños.  Además de ofrecerles leche materna hasta que quieran y vacunarlos, claro. No hay fórmulas mágicas. 

     ¿No le puedes mandar unas vitaminas o algo natural para las defensas?

     Muchos productos prometen mejorar las defensas, pero me temo que ninguno lo consigue. 

    Equinacea

    La equinacea es una planta a la que se le atribuyen múltiples propiedades beneficiosas para el sistema inmune. Aunque hay algunos estudios que demuestran su eficacia, no son estudios de calidad. Como éste, para el tratamiento de la gripe, que es un estudio in vitro, es decir, en cultivos de laboratorio, no en pacientes. La última revisión sistemática de la Cochrane (organización independiente que analiza en conjunto los resultados de todos los estudios publicados) no encuentra que sea efectiva en la prevención o tratamiento de los resfriados y sí algunos efectos secundarios que podrían ser graves. 

     Vitamina C

    La vitamina C que obtenemos naturalmente de la dieta (sobre todo de las frutas y verduras frescas) sí que juega un papel importante en el funcionamiento normal del sistema inmune. Pero su suplementación sistemática no solo no es necesaria (porque en la alimentación normal ya tomamos suficiente) sino que no tiene un efecto protector adicional

    Propóleo

    El propóleo es una sustancia producida por la abejas que utilizan para cubrir el interior del panal, sellar las celdas  y reparar grietas. Se han identificado unos 300 componentes con actividad biológica. La EFSA (European Food Safety Authority) que  es la autoridad europea que evalúa la composición y seguridad de los productos alimenticios y la que confirma y autoriza (o no) las afirmaciones “saludables” que hacen los fabricantes de sus productos considera que NO tiene ninguna de las propiedades por las que se le conoce: no mejora la salud respiratoria, no es antibacteriano, no mejora los dolores de garganta, no mejora la digestión, ni la salud intestinal ni la inmunidad, ni protege el hígado ni evita  la oxidación celular.  Además, como todo producto biológico, tiene un potencial tóxico que no está bien establecido (300 componentes con actividad biológica son muchos componentes) Se han descrito casos de eczemas, alergias, problemas digestivos y de coagulación.

    Jalea real

    La producen las abejas para alimentar exclusivamente a la reina. Al ser el crecimiento de la reina tremendamente rápido y su vida media muy superior a la del resto de las abejas, se le han atribuido a la jalea real propiedades como super alimento.
    Está compuesta mayoritariamente de agua, proteinas (18%), azúcares (15%)y grasas (5%). Aunque contiene vitaminas del grupo B y minerales (1%) y sus  proteínas tienen todos los aminoácidos esenciales, las cantidades que podríamos consumir son tan pequeñas que su importancia en la dieta es despreciable. No hay ningún estudio que confirme que su consumo produzca  beneficios para la salud y si existe un riesgo real de reacciones alérgicas graves.

    Polen de abeja

    Es el polen que las abejas recogen de las plantas. Se le atribuye propiedades para mejorar la inmunidad, o ayudar en la pérdida de peso.
    No hay ningún estudio  que demuestre estos beneficios  y sí reportes de reacciones alérgicas graves con  anafilaxia en casos con y sin antecedentes de alergia a pólenes, fotosensibilización, fallo renal y hepático y problemas cardíacos. Las autoridades sanitarias desaconsejan su uso en niños.

    Imunoglukan

    Está catalogado como complemento alimenticio derivado de una seta comestible  (Pleurotus ostreatus). Aquí la EFSA no encuentra evidencias suficientes para poder indicar que mejora la inmunidad. En las revistas científicas solo aparece un estudio de eficacia, realizado con un grupo reducido de niños (175), donde no se dan muchos detalles de cómo se valoran los resultados y que casualmente está financiado por el laboratorio que lo produce.

    Homeopatía 

    La homeopatía no ha demostrado nunca que sirva para nada, mas allá del efecto placebo. Tampoco sirve para aumentar las defensas. En este enlace a Bebés y Más hay una explicación sencilla y rápida de porqué no funciona. Si quieres saber más, el gobierno australiano rechazó en 2014 la homeopatía como tratamiento y publicó un exhaustivo informe con toda la información disponible y que, por supuesto, no deja ningún lugar a dudas.