Close

Día:

septiembre 20th, 2016

  • El Dalsy y su colorante.

    Salta a la prensa la noticia de que una asociación de consumidores reclama que el prospecto del Dalsy no advierten que el colorante naranja que contiene puede afectar la atención de los niños y cunde la alarma en redes sociales.
    El conocido jarabe de ibuprofeno, en su versión de 20 mg/ml, es de color naranja gracias al colorante E110, que también se usa en alimentación para dar color amarillo a muchos alimentos (galletas, sopas, productos de pastelería y los conocidos Doritos Tex Mex)

    La EFSA (European Food Safety Authority) es la agencia que regula la seguridad de los aditivos alimentarios, entre ellos los colorantes.
    El nivel de control que tienen estos aditivos es enorme actualmente. No es necesario que se demuestre que un producto es la causa de un efecto indeseable para la salud para que se genere una alarma. La mas mínima sospecha basta. Puede ser incluso un efecto observado solo en laboratorio o en animales. Y una alarma de la EFSA implica casi siempre la supresión de la autorización de ese producto.
    De todas formas, como los riesgos nunca son cero, lo que hace esta agencia es determinar cual es la dosis NOAEL (No Observed Adverse Effect Level). Esto es la dosis máxima que se ha utilizado (generalmente de forma experimental o accidental) y que no ha producido ningún efecto adverso. De ese número se deduce la dosis máxima “aceptable” ADI (acceptable daily intake) que se obtiene dividiendo la anterior unas 100 veces. Es decir que si un aditivo nunca ha dado problemas a una dosis de 100 unidades, el límite para su consumo diario se establece, por seguridad, en 1.
    Aclarado ésto, el E110 tiene una dosis diaria aceptable de 4 mg por kilo y día.  (Hasta 2014 el límite estaba en 1 mg por kilo de peso y día. El límite se subió gracias a estudios de seguridad que demostraron que no daba problemas)

    El Dalsy, según informa su prospecto, contiene 0,1 mg por ml.
    La dosis habitual del Dalsy es 40 mg por kilo de peso y día, lo que equivale a 2 ml por kilo y día del jarabe, que contiene 0,2 mg de E110.


    A la dosis habitual del Dalsy le estamos dando una dosis de colorante 
    unas 20 veces menor que la dosis diaria aceptable. 

    Haciendo mas cálculos, si por su peso le corresponde una dosis de 5 ml, dándole 100 ml 4 veces al día solo estaríamos dándole 100 veces menos de la dosis que en alguna ocasión dio algún problema.
    Está claro que a estos niveles antes se ha intoxicado por el propio ibuprofeno que por el E110-

    ¿Cuáles son los riesgos del E110?

    Los más conocidos son los relacionados con la alergia y éstos sí están reconocidos en el prospecto.

    ¿Entonces cuál es la relación con la atención y la conducta?

    Hay algunos estudios que relacionan los colorantes alimentarios en general (no específicamente el E110) con alteraciones de la conducta en los niños, pero son estudios muy diferentes unos de otros, por lo que no se pueden sacar conclusiones en conjunto. Los expertos opinan que, hasta que se tengan más datos, se debería reducir al máximo la exposición de los niños a los colorantes alimentarios. 
    Por ello, las autoridades obligan a los fabricantes de productos que contengan estos colorantes a informar de que pueden afectar a la atención de los niños. 

    ¿Nos debe preocupar el aporte de colorantes que toma un niño a través del Dalsy?

    No. Porque sabemos exactamente la cantidad de colorante que le estamos dando cada vez que le damos Dalsy, y sabemos, como calculamos antes, que son cantidades muy por debajo de las que podrían causar problemas.

    Si nos preocupa la cantidad de colorantes que toman nuestros niños es mucho mas sencillo limitar el consumo de alimentos procesados, susceptibles de contener colorantes en cantidades desconocidas, y de los cuales tomamos “dosis” también desconocidas. 


    PD: Quiero agradecer la inestimable colaboración de @luciapediatra  @angel_h_merino  @gominolasdpetro @farmatornero @jramonfermandez @farmalasantenas en  la redacción de esta entrada, gracias a la enriquecedora charla que entablamos en Twitter.