Buscar este blog

martes, 4 de abril de 2017

Alimentación del niño pequeño

Nunca me gustaron mucho las famosas hojitas que tienen los pediatras para explicar a los padres como tienen que empezar la alimentación complementaria. 
Siempre me han parecido demasiado rígidas, como si se tratara de la receta de un medicamento con sus instrucciones de uso. 

Por eso, cuando llega el momento y me preguntan sobre el tema les doy 4 consejos básicos (¿fruta? de una en una para empezar, por si alguna no le sienta bien, ¿verdura? cualquiera sin hojas verdes, nada de sal ni azúcar, ¿cereales? poquitos, mejor pan)
Pero muchas veces quedan  dudas que en realidad tienen fácil respuesta, porque solo se trata de ofrecer una dieta saludable, y como conté en otra ocasión en este blog, todo el mundo sabe lo que es una dieta sana ¿o no? 
Siguiendo las recomendaciones de la OMS sobre dieta saludable, las nuevas recomendaciones para la alimentación complementaria de la ESPHGAN (Sociedad Europea de Gastroenterología Hepatología y Nutrición Pediatricas) y la magnífica guía de Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia publicada por la Generalitat de Cataluña, aquí tenéis mi resumen. 

Alimentación del niño pequeño

Alimento
0-6 meses
6-12 meses
12-24m
Leche materna
Exclusiva
Con otros alimentos.
Leche adaptada
(si no toma LM)
1( inicio)
2 (continuación)
Leche entera
Cereales
(pan, arroz, pasta)
No
Mejor integrales (de harina integral, no de harina + salvado)
Cereales infantiles con >25% azúcar, limitar a 1 cacito(5gr)/ kg de peso/día.
Legumbres y hortalizas
No
Evitar acelga y espinaca.
Cualquiera.
Frutas
No
Cualquiera. Probar de 1 en 1
Huevos (hasta 1/día), carne (20-30 gr)
o  pescado (30-40 gr)
No
1 ración  al día (de 1 de los 3) es suficiente.
Evitar carnes procesadas (jamón york, salchichas)
Evitar pescado grande (atún, pez espada, cazón)
Aceite de Oliva
No
En crudo.

Frutos secos molidos
No
Si
Yogur natural sin azúcar- queso fresco bajo en sal.
No
Pequeñas cantidades desde los 9-10m.
Más cantidad si quiere.
Sólidos con riesgo de atragantamiento
(hasta los 3-4 años)
Frutos secos enteros,
Alimentos redondos enteros (uvas, aceitunas) ,
Alimentos duros en crudo (zanahoria, manzana)
Sal, azúcar, miel.
No
Lo menos posible.
Alimentos superfluos
Refrescos, batidos, mermelada,
Chocolate, cacao azucarado,
Yogures con frutas, de sabores o azucarados, otros postres lácteos,
Bollería, galletas, cereales para el desayuno, Embutidos, charcutería, snacks salados.
Lo menos posible.




  • Hasta los 6 meses el bebé precisa solo leche. No precisa agua ni infusiones ni otros alimentos. Lo ideal es que reciba lactancia materna exclusiva. Si ésta no es posible o se ha optado por lactancia artificial, es necesario usar una  leche adaptada
    • Si toma biberones también es solo leche. La leche artificial bien preparada (con la cantidad justa de agua y polvo tiene toda el agua necesaria, incluso si hace mucho calor)
    • Si crees que se queda con hambre, dale más leche. El bebé para crecer necesita leche. La grasa y las proteínas de la leche. No tiene sentido adelantar otros alimentos. Si quieres perder peso ¿Que haces? tomar mas fruta y verdura ¿no? 
    • Los cereales son hidratos de carbono. Fuente de energía. ¿Para qué quiere un bebé más energía si ni siquiera gatea aún?
    • Los cereales por la noche no le ayudan a dormir. Si no te puedes dormir ¿Te levantas a tomarte un enorme plato de macarrones?
  • Durante el primer año de vida, la leche sigue siendo el alimento más importante mientras se van incorporando otros alimentos. Éstos son  necesarios a partir de los 6 meses y nunca antes de los 4. (Lo expliqué en la plataforma Pediaskin en éste artículo ) Los nuevos alimentos se ofrecerán  de manera lenta y progresiva, esperando unos días (entre 3 y 5) para ver como se toleran. Es importante empezar por cantidades pequeñas, respetando las señales de saciedad del niño, sin insistir ni forzar. Los niños necesitan más tiempo para adaptarse a los cambios y a veces precisan múltiples intentos para aceptar un alimento nuevo.
    • Yo recomiendo ofrecer primero el pecho y luego la comida. Si hacemos al revés, y le gusta mucho lo que le ofrecemos, corremos el riesgo que tome menos leche. En ese caso deberíamos asegurarnos que hace 4 o 5 tomas durante el resto del día o la noche. Si toma biberones debería tomar al menos 2 de 210-250 ml. 
    • Es muy interesante la opción de darle los primeros alimentos enteros, en trozos grandes que pueda sujetar con la mano, siempre que sean blanditos como para moler con la encía o aplastar con la lengua. Es lo que se conoce como Baby Led Weaning. Si os gusta la idea, el pediatra Gabriel Ruiz nos hace una magnífica introducción en su blog. 

    • Si prefieres empezar con papillas recuerda que no es conveniente retrasar la incorporación de trocitos más allá de los 8 meses. 
    • Se puede ofrecer cualquier tipo de fruta, de una en una para empezar (por si alguna no le sienta bien) luego se pueden mezclar frutas ya conocidas. No hace falta retrasar fresas, melocotón o kiwi con la excusa de que pueden producir alergias. Actualmente sabemos que no es necesario.
    • Los vegetales se cocinan al vapor o hervidos con poca agua, evitando los de hoja verde y sin sal. Se le puede añadir un poquito de aceite de oliva después de la cocción, en crudo. 
    • Es importante incorporar una pequeña porción de pollo, pavo o pescado (evitando los pescados grandes, que acumulan mercurio) en una comida al día. Carnes rojas como ternera o cerdo con menos frecuencia (1 vez a la semana, por ejemplo).El huevo es una buena opción para aportar proteínas, incluso 1 al día, en lugar de la carne.(Salchichas, jamón de york, nuggets de pollo, son carnes procesadas y no se recomiendan)
    • Los alimentos se pueden conservar refrigerados hasta 24 hs. Cantidades superiores, mejor congelar.

14 comentarios:

  1. Creo que no se te ha olvidado ningún detalle. Fenomenal. Muy bueno doctora

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo para la etapa que estamos empezando. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Las cantidades de pescado y carne, son las cantidades de hasta 12 meses en la guía catalana y su tabla es hasta 24 meses...a no ser que lo esté leyendo mal...
    Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. No me gusta mucho lo de indicar cantidades porque no es necesario pesar los ingredientes, pero es una manera de ir acostumbrándonos a unas proporciones adecuadas, teniendo en cuenta que la tendencia normal es comer mas carne de la necesaria. Por otro lado, el cálculo de las necesidades de proteínas son más exactos si los hacemos según el peso y no según la edad. Entonces no hay tanta diferencia, porque en el segundo año de vida un niño puede ganar unos 2-3 kg de peso y sus necesidades proteicas serán solo un poquito superiores. Muchas gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Muchas gracias!!
      La verdad que estoy muy pendiente de todo esto porque mi hijo nunca ha querido triturados, y debo ser muy estricta con los mínimos que consume. Además de la guía catalana sigo los datos de la Fundación británica.

      Supongo que conoce el libro de Basulto, "Se me hace bola"...?

      En la página 118 de este libro habla sobre la carne y el pescado recomendado para mayores de un añito.
      El caso es que las cantidades son las expuestas para menores de 1 año en la guía catalana...y me sorprende porque él ha colaborado con esta guía. He hecho la consulta por otras vías pero no he encontrado ayuda...

      La verdad que me vuelvo un poco loca con tantos datos...lo habrá hecho con el mismo criterio que usted me comenta?
      ;)

      Eliminar
    3. Raquel,revisando la guía catalana, es verdad que en el segundo año de vida las cantidades son superiores, pero como te decía antes, no creo que sea recomendable pesar los alimentos, y si se pesaban para hacer una papilla, en el segundo año, que el niño debería comer lo mismo que come el resto de la familia, tiene menos sentido aún estar tan pendiente del peso. Estoy revisando también "Se me hace bola" y me quedo con un cuadro que se titula "Raulito y la proteína" (no se a que página corresponde en la versión impresa, esta sobre el 30% en el ebook)No tengas miedo de quedarte corta. Y no te vuelvas loca con las cifras. ¡Seguro que lo estás haciendo fenomenal!

      Eliminar
  4. Estupenda revisión Gloria. Ah! No aparecen las galletas en la guía porque las galletas no son alimento para niños a ninguna edad.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Pepe. Las galletas están en el "estante" de alimentos superfluos, donde deben estar :)

    ResponderEliminar
  6. Según lo que leo,¿estoy abusando de proteína para mi niño de 1 año al que doy 20-30gr de carne para comer y 30-40gr de pescado para cenar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es demasiado, pero es lo habitual en nuestra desequilibrada dieta. El consumo de proteínas es mucho mas alto de lo necesario (también en adultos) a expensas de menos frutas y verduras que tendrían que ser mucho mas abundantes ¿Conoces el plato para comer saludable de Harvard?

      Eliminar
  7. Me extraña un poco el tema del huevo porque aquí nos dicen que con 10meses les des solo la llema del huevo y 15dias antes del año el huevo entero por el tema de vacunas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes se pensaba que era mejor retrasar el huevo hasta casi el año, por ser uno de los alimentos que puede causar alergia con mucha frecuencia. Pero los estudios actuales demuestran que no hay mas riesgo de alergia si se lo empezamos a dar antes, desde los 6 meses incluso. Siempre bien cocido para minimizar riesgo de intoxicación alimentaria, pero por lo demás no hay ningún problema. Incluso 1 al día (si no toma otras proteínas), porque tampoco se mantiene lo de que aumentan el colesterol.

      Eliminar

Puedes dejar tu comentario aqui.