Buscar este blog

miércoles, 1 de marzo de 2017

Lactancia materna, desarrollo de la boca y lenguaje.

A éstas alturas resulta una obviedad decir que la lactancia materna es la forma de alimentación más adecuada para el bebé, la que cubre todas sus necesidades nutricionales. O que los bebés amamantados tienen menos infecciones como neumonías, diarrea o bronquiolitis. Que previene el sobrepeso, la obesidad, y la diabetes tipo 2. Que los niños que han sido amamantados son más inteligentes y tienen menos problemas psicológicos al llegar a la adolescencia y a la edad adulta.

Lo que a lo mejor no sabías en que la lactancia materna se relaciona con  un mejor desarrollo de las estructura de la boca, con menos alteraciones en la posición de los dientes y menos problemas del lenguaje.

¿Y esto a que se debe?

La leche materna contiene ácidos grasos omega 3 fundamentales para el desarrollo del cerebro, en especial las áreas dedicadas al lenguaje

Además los niños amamantados suelen usar menos el chupete, claramente relacionado con los problemas en la dentición.

Pero es que además, la succión al pecho requiere que el bebé realice con su boca una serie de movimientos especiales para engancharse correctamente y luego extraer la leche. Para engancharse coloca la punta de la lengua sobre la encía y el labio inferior y luego, cuando cierra la boca, la parte de atrás de la lengua comienza a ondular para generar el vacío que hace salir la leche.

Esta posición de la lengua y luego los movimientos que se repiten continuamente  durante todo el tiempo que dura la lactancia van moldeando las estructuras de la boca y fortaleciendo los músculos de la lengua. La succión no nutritiva (del dedo o el chupete) y la succión de la tetina del biberón se ha relacionado con problemas de malposición de los dientes y alteraciones en la mordida, en parte debido a que los movimientos de la lengua son diferentes y no contribuyen al normal desarrollo de las estructuras de la boca. 

2 comentarios:

  1. Mis dos hijos han estado con LME durante 6 meses y luego mamando hasta pasado el año. Los dos pronuncian fatal ( la mayor ya esta en logopeda) y los dos tienen problemas en la mordida según nos ha confirmado el odontopediatra. No se, mi opinión es que el factor genético es determinante.

    ResponderEliminar
  2. Si. El factor genético es fundamental, y predomina sobre todo lo demás. Las diferencias se producen con genéticas iguales, no puede revertir una situación ya determinada geneticamente. Al menos no por completo. Buen aporte. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu comentario aqui.