Buscar este blog

lunes, 23 de mayo de 2016

Reconocimiento médico para los niños deportistas.

Si tienes un pequeño campeón en casa, apuntado a algún deporte federado, seguramente te sonará este formulario, o alguno parecido.

Cuando empieza el curso escolar, y con él, el de las escuelas deportivas, muchos niños vienen a la consulta para que les firmemos el certificado de aptitud deportiva que les exige la federación. Así certificamos que ese niño no tienen ningún problema para practicar ese deporte en concreto.
Durante años, los pediatras hemos cumplimentado esos certificados prácticamente sin mirar al niño. Pacientes conocidos que hemos visto miles de veces, "en la salud y en la enfermedad", prácticamente desde que nacieron, nos daba la tranquilidad de saber que no tendrían ningún problema con ese deporte ni con ningún otro que quisieran practicar.
¿Pero lo sabemos de verdad?
De vez en cuando se escucha casos de jóvenes, deportistas de élite, que caen fulminados durante un partido y fallecen de muerte súbita. Pero no solo jóvenes profesionales. También se dan casos en niños, practicando deporte a nivel recreativo, y por lo inesperado de estos sucesos, se suele generar una gran alarma social. 
Las causas mas frecuentes de muerte súbita en niños y jóvenes deportistas previamente sanos son causas cardíacas. Actualmente sabemos con con un sencillo electrocardiograma podemos detectar muchas alteraciones que de otra forma pasarían desapercibidas, después, claro está, de una cuidadosa historia clínica que nos aportará información de antecedentes y síntomas que podrían estar relacionados con problemas de corazón.
En España la especialidad de medicina del deporte está aún en pañales. y la responsabilidad de certificar que un niño es apto para el deporte es de su médico. De su pediatra. Por eso es necesario formarse adecuadamente.

En el reciente curso de evaluación cardiológica del niño, previo a la práctica deportiva. el primero de este tipo organizado por la Sociedad Española de Cardiología Pediátrica, se abordaron temas muy interesantes, impartidos por excelentes profesionales en la materia.
Además de profundizar en el análisis del electrocardiograma para detectar sutiles alteraciones que podrían suponer un riesgo para el niño que practica un deporte, uno de los mensajes importantes que nos llevamos los asistentes fue que no solo los niños que van a federarse en un deporte necesitan un reconocimiento médico deportivo. Quizás todos los niños lo necesitan, teniendo en cuenta que las recomendaciones actuales en cuanto a la actividad física en niños es que realicen al menos 1 hora de actividad física intensa al día y 3 horas a la semana de alguna actividad reglada. Algunos no solo lo cumplen, sino que  incluso lo superan.
Tenemos muy claro que tenemos que comprarles la indumentaria adecuada para que estén cómodos, el calzado correcto para que no se hagan daño en los pies, las protecciones que precisen según el deporte que practiquen, como el casco para los ciclistas, por ejemplo,
Igual de importante, o mucho mas, es saber que están sanos y que no tendrán ningún problema para practicar su deporte favorito.
Si queréis saber en que consiste un reconocimiento médico previo a la práctica deportiva, podéis consultar el siguiente enlace, de la Asociación Española de Pediatría.
O éste otro, especialmente dirigido a los niños.

2 comentarios:

  1. Hola Gloria,
    Nosotros hace un tiempo que ya no firmamos estos informes... Es una responsabilidad grande y creo que hay especialistas para ello mejor formados que nosotros.
    El problema acaba siendo que estos informes no están financiados por la sanidad pública y los padres tienen que pagarlos, siendo un gasto bajo mi punto de vista necesario.
    Luego no hay miramientos en gastar 100 euros en unas zapatillas de deporte o en una camiseta de nuestro ídolo y en cambio nos lo miramos con un reconocimiento médico en condiciones, que debería ser indispensable cuando se superan ciertas horas de entreno a la semana, o en los chicos y chicas más mayorcitos.
    Asumir los pediatras esa responsabilidad yo creo que excede nuestras funciones y así se va reconociendo en las diferentes normativas que se van sucediendo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Desde luego, la sanidad pública no puede asumir esa carga de trabajo. En nuestra zona, algunas federaciones deportivas sí tienen especialistas en medicina del deporte y los traen para los reconocimientos, pero la mayoría de las familias tendrían que desplazarse para hacerse el reconocimiento, por eso la necesidad de formarnos. Desde luego, lo ideal sería disponer de suficientes especialistas para poder delegar y no tener que asumir esa responsabilidad.

      Eliminar

Puedes dejar tu comentario aqui.