Buscar este blog

jueves, 5 de mayo de 2016

El día de la galleta. Basta ya.

Ayer veía en consulta a un niño de unos 3 años que venía por fiebre. Entró comiéndose una galleta. 
Empezábamos mal para intentar verle las "placas", que decía la mamá que tenía. 
Con la boca llena de migas, las posibilidades de ver las amígdalas y sus aledaños se reducen bastante.
̶ Dale la galleta a mami y tómate un traguito de agua, cariño ̶ le pedí al niño.
Photo Credit: Indigo Skies Photography via Compfight cc
La madre comenzó a contarme la historia mientras guardaba la galleta en una fiambrera con otras 4 y me enseñaba el papel de una magdalena a medio comer.
̶ No está comiendo nada. Es muy malo para comer, pero encima ahora que está con fiebre, ya es que ni un bocado.
No quise decir nada en ese momento porque el motivo de consulta era otro y la preocupación de la madre era la fiebre, pero cuando le expliqué lo que tenía y le recomendé lo que tenía que hacer le pregunté:
̶ ¿Siempre toma galletas para merendar?
̶ Si, pero solo para merendar. Bueno, también en el cole, el día que toca galleta. Ya sabes, un día llevan galletas y los otros un batido, una fruta, un bocadillo o un bizcocho, pero que sea casero. Nada de bollería.
No pude evitar soltar un suspiro antes de preguntar.
̶ ¿No sería mejor que llevara siempre fruta? Si come tan poco, lo mejor es que coma alimentos saludables, no tantas galletas, porque las galletas son tan bollería como un croissant. Lo sabías ¿No? Lo puedes leer en este artículo del nutricionista Julio Basulto donde lo explica perfectamente. 
̶ Es que si lleva fruta todos los días, la traería de vuelta todos los días. Aunque bueno, el otro día venía contento, diciendo  ¡Mira mamá! Me he comido toda la manzana.

̶ Muchas veces somos nosotros, los adultos, los que creemos que no se van a comer la fruta, y nos anticipamos a su rechazo dándoles galletas y otras soluciones fáciles. Muchos niños se comerán la fruta si se la ofrecemos, sin otra alternativa. Además está claro que la influencia del grupo ayuda. Lo ideal sería que todos los días tomaran fruta en el colegio. Todos los días. Y acabar para siempre con el día de la galleta, del batido o del bizcocho. Ya lo comentamos antes en la entrada anterior  "El día de lafruta: por algo se empieza". Que los bizcochos, por muy caseros que sean, también están cargados de azúcar. Y los niños toman mucha más azúcar de la recomendable. Solo hay que sumar la que contienen esas pocas galletas que se toman con la de los cereales del desayuno, el cacao de la leche, los yogures, petit suis , batidos, zumos …¿sigo?
Os dejo las entradas anteriores donde hablamos de estos temas:



Ha llegado el momento de dar un paso más. No basta con el día de la fruta. Vamos a desterrar para siempre el día de la galleta (y el del batido, y el del bizcocho). Todo es proponerlo. Hablar con las maestras, con los otros padres. Me ofrezco para dar una charla si queréis, a los que están mas cerca. Por la salud de nuestros niños. 

2 comentarios:

  1. En el colegio de mi hija para desayunar hay fruta y tortitas a su disposicion hasta una hora antes de comer, mi hija se acerca se lo mira y pasa vilmente de la fruta algun dia come un trocito de tortita pero ya esta...yo pensaba que con eso de no tener alternativas y por el tema de imitación empezaria a provar la fruta, pero ni por esas :(

    ResponderEliminar
  2. El tema de la fruta a veces requiere muuucha paciencia, pero al final algo acabará probando, ya verás.
    Si las tortitas son tortitas de arroz, échale un vistazo a este artículo de Julio Basulto.
    http://juliobasulto.com/grasas-en-la-dieta-arsenico-en-el-arroz-podcast-de-gente-sana-gente-despierta-rne-2oct2015/
    No es para alarmarse ni quitarles las tortitas para siempre, pero que las tengan a su disposición todo el tiempo a lo mejor es demasiado. Gracias por pasarte y comentar.

    ResponderEliminar

Puedes dejar tu comentario aqui.