Buscar este blog

miércoles, 18 de noviembre de 2015

La tos ferina y la vacuna de la embarazada ¿Que está pasando?

Estos días está surgiendo una creciente preocupación por la  tos ferina, tras conocerse varios casos de bebés fallecidos por esta enfermedad.

Aunque la tos ferina había  disminuido drásticamente gracias a la vacunación, siguen apareciendo casos porque es habitual que se produzcan brotes epidémicos cada 3-5 años. La inmunidad (tanto la natural por haber pasado la enfermedad como la adquirida por la vacuna) va disminuyendo con el tiempo por lo que puede afectar al adulto.

En el adulto suele cursar como un catarro un poco mas prolongado de lo habitual.
Como el  periodo de contagiosidad es máximo durante la fase catarral, en la que simula un simple resfriado, es fácil trasmitírsela a los mas pequeños de la casa, que aún no están inmunizados.

A los 6 meses tu hijo ya está protegido
Los menores de 6 meses, que no han recibido aún las 3 dosis de vacuna, pero sobre todo los menores de 2 meses, son los mas vulnerables, y donde se dan los casos mas graves, incluso letales.

Los adultos pueden recibir una vacuna  combinada con la del tétanos, denominada de baja carga antigénica  o Tdpa, cuyo nombre comercial es Boostrix (R) que se recomienda  si tienes contacto con niños (hijos, nietos, sobrinos, alumnos)  para ayudar a protegerlos de esta grave enfermedad y en adolescentes, en lugar de la clásica vacuna del tétanos de los 14 años.

Pero sobre todo se recomienda a la embarazada a partir de las 27 semanas de gestación . De esta forma la madre "fabrica" los anticuerpos y se los transmite al bebé antes de que nazca, dándole tiempo a completar las primeras 3 dosis que precisa para estar protegido.

El Comité Asesor de Vacunas de la AEP  ya recomendaba en 2014  a las embarazadas a partir de la 27.ª semana de gestación.  En España, como cada comunidad tiene competencia en estos temas,  se empezó a vacunar sistemáticamente a las embarazadas de forma muy desigual y recientemente se anunciaba el inicio de la vacunación en Andalucía a partir del 2016.


Sin embargo, y aquí viene el problema, desde hace unos meses esta vacuna está en situación de desabastecimiento: hay problemas en la producción a nivel mundial y las pocas dosis que quedan se deben  gestionar adecuadamente. En este momento es prioritario la vacunación de las embarazadas y las autoridades sanitarias han anunciado que hay suficientes dosis para cubrir esta necesidad. 

A modo de resumen ¿Que mas podemos hacer? 
  • Las enfermedades respiratorias se previenen con una simple medida: LAVADO DE MANOS 
  • El recién nacido es un ser tremendamente vulnerable. No precisa visitas ni acudir a sitios donde haya mucha gente. Alguno podría estar enfermo y contagiarlo sin querer. 
  • Si tiene hermanitos, no hay que tomar ninguna medida especial con respecto a esta enfermedad: los niños correctamente vacunados están protegidos contra la tos ferina al menos hasta la adolescencia. 
  • Las precauciones habituales para prevenir OTRAS infecciones respiratorias, como la bronquiolitis, también valen en este caso.