Buscar este blog

miércoles, 8 de abril de 2015

Blanco y en botella....

Aunque es probable que las próximas generaciones sustituyan esta popular expresión por otra mas moderna, como "blanco y en tetra brick", todavía tenemos claro que nos referimos a la leche cuando escuchamos esta frase.
¿Pero exactamente en que leche pensamos? ¿leche....leche? ¿o leche de soja, de almendras, de avena, etc...?
Photo Credit: P1r via Compfight cc

Si nos atenemos a la normativa vigente, solo se debe llamar leche al producto del ordeño de un animal lechero, es decir, al producto procedente de un animal.
El resto de bebidas blancas, parecida a la leche, se deben llamar bebida de...seguido del nombre del cereal o fruto seco del que proceda.
Y esto es para evitar equívocos. Porque no todo lo que es blanco y viene en botella es leche, ni tiene sus mismas propiedades.
Datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente demuestran que cada vez mas personas se pasan a las bebidas vegetales, buscando beneficios para su salud.
Pero no a todas las personas les beneficia tomar una bebida vegetal en sustitución de la leche.
El ser humano es el único mamífero que es capaz de tomar leche durante toda su vida, y no solo durante la etapa de lactante. El principal aporte de la leche, después de los primeros años de vida, es el calcio.
Como  ya comentábamos en una entrada anterior, la leche NO es la única fuente de calcio, pero sí la mas eficiente: Con solo 2 o 3 vasos al día de leche entera tenemos suficiente calcio para satisfacer las necesidades diarias. Además el calcio de la leche tiene una excelente biodisponibilidad, es decir, cuanto calcio del que tomamos realmente se absorbe.
En la leche la biodisponibilidad es de un 60 +/-15%, mientras que en los preparados vegetales dependerá del contenido en oxalatos, fitatos y fibra del producto. A veces con más calcio se absorbe incluso menos.
Además la leche contiene también fósforo, magnesio, lactosa, y vitamina D, que también contribuyen a aumentar la absorción del calcio.
En cuanto a los nutrientes básicos la composición también varía mucho:

Valores medios
/100 ml
Leche entera
Leche desnatada
+ calcio
Bebida de Soja + calcio
Bebida de Soja
Bebida de  Arroz
Bebida de Avena
Bebida de  Almendras
Valor energético
kcal
62
39
44
30
57
38
58
Proteinas 
3
3.9
3.4
3.1
0.3
1.3
0.8
Grasas
3.6
0.3
2
1.7
1
0.9
2.2
Hidratos de carbono
4.5
5.3
2.8
0.6
11.5
6
8.6
Fibra


0.5
<0.5
0.2
0.5
0.1
Calcio mg

160
120
-
-
-
-


El bajo contenido en proteínas de las leches vegetales (salvo la soja) no es relevante si se toman proteínas de otras fuentes, pero puede cobrar  mayor  importancia en dietas vegetarianas donde el aporte proteico del resto de la dieta no es tan grande.

El contenido en grasa es evidentemente menor en las bebidas vegetales, pero salvo que nos interese reducir el consumo de grasa en una dieta para control de peso, las diferencias no son muy relevantes.

En cuanto a los hidratos de carbono las diferencias son mas llamativas. Si tenemos en cuenta que la OMS ha recomendado recientemente reducir el consumo de azúcar a 25 gr diarios, un vaso de 250 ml de bebida de arroz ya lo supera. Es casi como tomar un refresco.

Otros componentes naturales de estas bebidas, como las isoflavonas de la soja, hace que no sea recomendable su uso habitual en niños. Estas sustancias se comportan como fitoestrógenos (hormonas femeninas) que pueden tener un efecto importante si se consume en grandes cantidades.

En resumen

No todas las bebidas blancas son leche y no tienen las mismas propiedades.
El principal aporte de la leche es el calcio.
Es una de las fuentes de calcio mas eficientes por su cantidad y calidad.
El calcio añadido a las bebidas vegetales se absorbe peor por  su contenido en fibra
Las bebidas vegetales son bajas en proteínas (excepto la soja) y en grasas.
El contenido en azúcar puede ser excesivo en algunos casos.
La soja contiene isoflavonas, que tiene un efecto hormonal no recomendable en niños.