Buscar este blog

miércoles, 28 de mayo de 2014

Mitos de la pediatría: Próxima serie.

Los pediatras estamos acostumbrados a escuchar muchos mitos en torno a las enfermedades de los niños, la alimentación y los cuidados en la infancia.
Incluso muchas veces, los fomentamos cuando nos plantean una explicación a un problema que sabemos que no es correcta, pero por no detenernos a explicarlo lo damos por bueno con un "sí, si" distraído.
En esta próxima serie de entradas voy a intentar desmontar algunos de los mitos mas frecuentes en pediatría agrupados por temas:  el bebé, el niño mayor, la fiebre y otros síntomas.

  • El bebé tiene que comer cada 3 hs. 
  • Esa leche (materna) está muy aguada, no le alimenta.
  • Al bebé no le toques la mollera.
  • El bebé (de 3-4 meses) babea mucho porque le están saliendo los dientes. 
  • Lo pongo en el andador así se queda tranquilo y me deja hacer las cosas. 
  • La salida de los dientes da fiebre (o diarrea o cualquier otro síntoma)
  • La fiebre muy alta produce convulsiones (o meningitis o daño cerebral)
  • La leche produce mocos. 
  • Si va descalzo (o con el pelo mojado) se puede resfriar (aunque de este tema ya hemos hablado)
  • Si se da un golpe en la cabeza no hay que dejar que se duerma. 
  • Después de comer hay que esperar 2 horas ( ó 3)  antes de bañarse. 
  • Si tiene mocos no se puede vacunar. 
  • No se puede vacunar en verano.
Si se os ocurren otros temas, se aceptan sugerencias.