Buscar este blog

lunes, 19 de mayo de 2014

Como tratar los piojos "definitivamente"

La infestación por piojos es muy frecuente en los niños, y "trae de cabeza" a muchas madres porque a veces resultan muy difíciles de erradicar. El problema reside en que los pediculicidas, lociones y champús especiales, solo matan al piojo adulto, pero no a las liendres, sus huevos.
Y aunque se sabe que los huevos tardan unos 10 días en eclosionar, si no sabemos exactamente cuando se han depositado, pueden empezar a eclosionar 2 o 3 días después de hacer el tratamiento y perpetuar la infestación.

Por ello es importante enfrentarnos al problema desde varios ángulos:

  1. Eliminar los piojos adultos utilizando un producto adecuado, en forma de champú o loción, siguiendo estrictamente las instrucciones del envase. Insistir mas en la nuca y detrás de las orejas. Si después de 8-12 horas se siguen viendo piojos vivos, es muy probable que es tratamiento no haya sido efectivo. En ese caso habría que repetir el tratamiento con un producto diferente. Es importante no usar el mismo producto mas de 2 o 3 veces seguidas porque  a veces se producen resistencias y fallos en el tratamiento. No lavar el pelo durante 2-3 días después del tratamiento.
  2. Eliminar las liendres. Las liendres se adhieren fuertemente al pelo, muy cerca del cuero cabelludo. Una solución de vinagre blanco y agua a partes iguales ayuda a desprenderlas pero solo se pueden eliminar por métodos mecánicos, es decir, peinando cuidadosamente con una liendrera. 
  3. Revisar la cabeza en busca de piojos vivos y repasar con la liendrera cada 2 o 3 días, y seguir haciéndolo hasta un mes después de haber eliminado la infestación, para ir eliminando todos los piojos que hayan podido ir eclosionando y así evitar que vuelvan a poner huevos. 
  4. Si a la semana de haber aplicado el tratamiento se vuelven a ver piojos vivos se puede repetir el tratamiento. 
  5. No es estrictamente necesario eliminar los piojos del ambiente, ya que mueren en pocas horas fuera de la cabeza, pero si se producen reinfestaciones frecuentes se pueden lavar la ropa de cama, gorros y prendas que hayan estado en contacto con la cabeza en agua caliente. Si los objetos no se pueden lavar, meter en bolsas cerradas durante al menos 2 semanas.


Mas trucos y consejos en este enlace.