Buscar este blog

jueves, 18 de abril de 2013

Dermatitis atópica. Cuidados de la piel.


La dermatitis atópica es una alteración de la piel que puede afectar a lactantes y niños de todas las edades.
Los niños que la presentan suele tener la piel seca, con tendencia a la descamación, picor, y en ocasiones enrojecimiento.
Evoluciona en brotes, con periodos de mejoría y otros de empeoramiento. Por ello los cuidados generales  se deben aplicar siempre, aún cuando se encuentre bien, ya que la piel de estos niños suele ser más sensible e irritable.
Está muy relacionada con la alergia, y aunque hasta el 60% de los niños con dermatitis atópica tiene algún tipo de alergia (alimentaria o respiratoria), no significa que estos alérgenos sean desencadenantes de los brotes. 

Cuidados generales

  • La ducha, o  mejor, el baño, no debe ser prolongado (unos 5- 10 minutos) y tampoco diario. Si es posible, lo ideal es cada 2-3 días
  • Utilice jabones de avena o parafina de Ph ácido, sin frotar.
  • Seque con toallas suaves o sábanas de algodón, sin frotar. 
  • Emplee aceites, emolientes a base de parafina o vaselina, o cremas específicas tras el baño, aplicándolo sobre la piel todavía húmeda.
  • Aplique la crema hidratante en cantidad y con la frecuencia necesaria para que permanezca bien hidratada, mínimo 2 veces al día.
  • Evite las prendas de lana y fibra. Es preferible el algodón. No abrigar en exceso al niño y no usar ropa ajustada. Hay que evitar la excesiva sudoración. 
  • Mantener las uñas cortas y limpias para evitarle heridas y lesiones por rascado.
  • El sol es beneficiosos evitando las horas centrales del día y usando siempre cremas protectoras con alto índice de protección, a ser posible con filtros físicos. 

http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/2-dermatitis-atopica.pdf